Siempre es bueno añadir un nivel más de seguridad a tu equipo, pues ahí está tu información, ¿y qué mejor que impedir el arranque de un sistema operativo a extraños? Si tienes el gestor de arranque GRUB (que es lo más común si has instalado un sistema operativo adicional, como Ubuntu o Fedora), puedes proteger cada entrada del menú de GRUB con una contraseña; de este modo, cada vez que elijas un sistema operativo para arrancar, se te preguntará la contraseña que hayas especificado para poder arrancar el sistema. Y como beneficio adicional, si roban tu equipo los intrusos (y tu hermana) no podrán acceder a tus archivos. Se oye bien, ¿no? Y hacer esto es relativamente fácil.

Comencemos abriendo el entorno de GRUB. Abre una terminal y escribe grub. Después, introduce la siguiente orden:

md5crypt

Se te preguntará cuál es la contraseña que deseas. Escríbela y presiona Enter. Obtendrás una contraseña cifrada, que guardarás con mucho cuidado.

Ahora, con permisos de administrador, abre el archivo /boot/grub/menu.lst con tu editor de textos favorito (p.ej.: sudo gedit /boot/grub/menu.lst). Para ponerles contraseña a las entradas del menú de GRUB que prefieras, debes añadir lo siguiente a cada una de las entradas que deseas proteger:

password --md5 encrypted_password

Esto quedaría parecido a lo siguiente:

Antes:
title Ubuntu, kernel 2.6.8.1-2-386 (recovery mode)
root (hd1,2)
kernel /boot/vmlinuz-2.6.8.1-2-386 root=/dev/hdb3 ro single
initrd /boot/initrd.img-2.6.8.1-2-386

Después:
title Ubuntu, kernel 2.6.8.1-2-386 (recovery mode)
root (hd1,2)
kernel /boot/vmlinuz-2.6.8.1-2-386 root=/dev/hdb3 ro single
initrd /boot/initrd.img-2.6.8.1-2-386
password –md5 $1$w7Epf0$vX6rxpozznLAVxZGkcFcs

Guarda el archivo y reinicia. ¡Vualá!

Visto en Ubuntu Buzz